0
alertas aqui
Inicio
Crea Tu Perfil
Ingreso Usuarios
Perfiles
Artículos

Busco.

Rango de edad.

Dónde.


Publicidad
Cómo abordar a una mujer y conseguir una cita con ella.
Aunque está bien visto que un hombre trate de seducir al mayor número de mujeres posible, ellos también tienen sus dificultades. Como el miedo al rechazo, el no saber cómo conectar emocionalmente o mantener el interés de ella. Estos consejos te servirán para atraer a una mujer atractiva y lograr una cita con ella.



Sé claro y directo.

Lo mejor que puedes hacer es acercarte a ella con una sonrisa y un simple “Hola”. Y si te sientes lo bastante seguro, mírala a los ojos y dile “Me gustas y quiero conocerte mejor”. Por supuesto, no le lances una mirada intimidatoria ni la toques al hablarle. Tampoco te acerques demasiado. Simplemente, deja claras tus intenciones con una actitud segura y respetuosa.

 

A la luz del día.

Si únicamente abordas a una mujer en una discoteca o un local nocturno, debes saber que hay muchas probabilidades de que ella te etiquete como un “pesado” sin conocerte siquiera. Atrévete a hablarle a una mujer atractiva a plena luz del día: en la calle, en el cine, en el supermercado. Recuerda, basta con un “Hola” y una sonrisa para empezar.

 

Hazle preguntas originales.

Por supuesto, querrás saber su nombre, su edad, su estado civil y a qué se dedica. Pero debes aprender a hacerle preguntas inesperadas, divertidas, poco convencionales. El objetivo es conseguir que ella se relaje y se desprenda de la máscara social, mostrándote retazos de su verdadera personalidad. Pregúntale cosas como cuál es el sueño de su vida o qué haría si un desconocido le regalara un millón de dólares.

 

Sé breve.

No acapares su atención durante mucho tiempo, en especial si ella está con un grupo de amigos o tiene algo que hacer a continuación. Pídele su teléfono, dile que la llamarás y despídete con otra sonrisa.

 

Invítala a tu vida.

Cuando la llames, en lugar de pedirte una típica cita háblale de tus actividades y tus hobbies, y proponle unirse a ti haciendo algo que les guste a los dos. Por ejemplo, ¿siempre sales a correr los domingos por la mañana y a ella también le gusta? Proponle correr juntos por un parque bonito.

 

Evita recibir un “no”.

Si a una mujer le preguntas “¿Quieres ir a cenar conmigo?” o “¿Te vienes a mi casa?” le estás dando opción a que te responda “no”. La clave para conseguir un sí es hacer preguntas como “¿Cuándo nos tomamos un té en mi café favorito?” Se trata de que ella no piense en una cita convencional, porque si te ve como un pretendiente rápidamente se pondrá a decidir si quiere intimar contigo o no. Demuéstrale que no tiene por qué ponerse a la defensiva en tu presencia.

 

Conecta con ella.

Recuerda que lo que más atrae a las mujeres es la conexión emocional con el hombre que les gusta. Para lograrlo, cuando estén juntos debes seguir haciéndole preguntas íntimas que la conduzcan a hablar sobre sus sentimientos. En correspondencia, tú también debes abrirte. La conversación seguirá un derrotero más emocional que si te pones a hablar sobre tu trabajo o tus méritos profesionales. Eso déjalo para las charlas con tus colegas.

 

Háblale de ti.

Comparte con ella tus propios sueños, tus valores, las cosas que te gustaría lograr en tu vida. Muéstrale lo que mejor sabes hacer, regálale tus talentos o tus conocimientos. Déjale ver que eres un hombre que sabe lo que quiere y que disfruta de la vida.

 

Gánate su confianza.

No tengas prisa. Aprende a mostrarle tu vida poco a poco y dejar que vayan creciendo en ella las ganas de saber más de ti. Consigue que se sienta segura y respetada portándote como un caballero, aunque siempre con naturalidad. Un consejo: enséñale tu casa como por casualidad y brevemente. Deja que conozca tu espacio íntimo sin asociarlo al sexo, y que tenga ganas de volver. Por supuesto, puedes dejar pistas de cosas que te gustan y crees que a ella le harán verte como un tipo interesante: libros, películas, recuerdos de viajes, etc.

 

Tócala, pero poco.

El contacto físico debe ser casual y nada intimidatorio. Recuerda que todas las mujeres se las han tenido que ver con tipos maleducados e irrespetuosos. Echarte encima de ella sin apenas conocerla podría funcionar si le pareces realmente atractivo (en caso contrario, pensará que eres patético), pero no hará que su interés perdure. En cambio, prueba a tocarle el brazo ligeramente, darle un beso en la frente o despedirte de ella con un abrazo. Así irás aumentando su deseo poco a poco, pero de forma imparable.

 

 

¡Muchos de tus amigos deberían leer esto!

Artículo.
Dado que el sistema para medir el atractivo difiere mucho de hombres a mujeres que de muje...
Existen grandes diferencias entre hombres y mujeres que pueden hacernos sentir que vivimos...
Si alguna vez has tenido el privilegio de tener un hombre sensible a tu lado lo entenderás...
Siempre hemos escuchado que solo los famosos o millonarios atraen a las mujeres mas hermos...
Aunque está bien visto que un hombre trate de seducir al mayor número de mujeres posible, ...
La ciencia puede ayudarte a no continuar en soledad. Revisa los siguientes cinco consejos ...


Artículos.